sábado, 18 de febrero de 2012

Un colegio que no parece un colegio

Un colegio que no parece un colegio

Hoy me he despertado con un artículo de la revista padres y colegio que me encantaría compartir, se titula "sin paredes, sin pizarras y sin tizas". El artículo relata la vida escolar en Suecia, donde se rompe con las barreras de la estructura de las clases españolas, donde el niño y la niña están motivados para aprender y donde parece que "les gusta estudiar", cosa que a ciertos niveles de la educación esa motivación y ese énfasis de los más pequeños se va perdiendo.
Os dejo el artículo, espero que os guste:

Dicen en los centros docentes suecos Vittra que sus escuelas no son colegios al uso. Son puntos de encuentro de escolares y preescolares. Allí no existen clases ni aulas. Cualquier lugar puede ser un buen sitio para aprender.
Los estudiantes de estas escuelas suecas no se organizan por los mismos principios del sistema educativo convencional. Tampoco creen en las clases de toda la vida, las lecciones, las asignaturas…
Ni en las paredes, ni en las pizarras con tizas, ni en los pupitres. En cambio creen en la tecnología (y en los portátiles; cada alumno cuenta con uno), en la educación bilingüe (sueco-inglés), en el aprendizaje basado en la experiencia y en un sistema educativo capaz de recrear entornos de aprendizajes basados en la vida real.
Por eso para Telefonplan, su nueva escuela en Estocolmo, Vittra recurrió a Rosan Bosch. A este estudio de interiorismo le encomendó que el diseño del nuevo colegio se convirtiera en una herramienta pedagógica más.
Entre las propuestas que Rosan Bosch hizo a Vittra destaca un enorme iceberg que hace las veces de pantalla de cine. O los árboles repartidos por distintos lugares de la escuela y que sirven de puntos de encuentro ‘naturales’. O The Village, una zona con multitud de pequeñas casetas al descubierto ideales para las reuniones de pequeños grupos.
Imágenes: Rosan Bosch

martes, 14 de febrero de 2012

CUENTACUENTOS

Hola a todos/as:
Para el día de hoy quisiera añadir una actividad que os puede venir muy bien a papis y mamis, se trata de un cuentacuentos.

Será el Sábado 18 febrero de 2012De 12:00 a 13:00 h
Para todos los públicos.
Narrado por: José Miguel Torres
Necesita inscripción. Gratuito.

La Corona Púrpura es el nombre de un Reino donde no hay desigualdades, rodeado de un bosque de color azul... Hasta la llegada de la envidiosa Bruja Maruja que todo lo Estruja, que lo convertirá todo en negros laberintos.... Emoción, Bufones, Reinas y Guardianes que correrán aventuras para devolver a la Corona Púrpura el bosque azul y, alguna que otra historia de amor .....

Con los cuentacuentos conseguimos:
* Fomentar la lectura a través de historias atrayentes, extraídas de libros.
* Desarrollar la imaginación y la atención a través de la narración oral de los cuentos.

Baobab Nervión
Avda. Eduardo Dato nº 55
Tlfno.: 954 579 447
nervion@baobablibros.es

¡¡HASTA LA PRÓXIMA ENTRADA!!

domingo, 12 de febrero de 2012

PAUTAS PARA LEER CON LOS PEQUEÑOS

Hola a todos/as:
Me encantaría que prestarais unos minutos a leer estas pautas para la lectura con los niños y niñas desde casa, espero que os sirva de guía y os guste. ¡Hasta la próxima entrada!

Maneras divertidas y eficaces de leer con los niños

Por: Colorín Colorado (2007)

Muchos especialistas están de acuerdo en que leer diariamente con los niños es algo de lo más importante que los padres pueden hacer por sus hijos.

He aquí unas ideas para usar este tiempo de lectura con el fin de fortalecer las habilidades infantiles de leer y escribir y a la vez divertirse. Pulse a continuación para informarse sobre:

Si se siente más a gusto con el español, por favor léale a su hijo en español. Esto no retrasará su aprendizaje del inglés.

Consulte una lista de libros infantiles para compartir con sus niños, en la sección libros, cuentos y mucho más. También encontrará información sobre cómo pedir libros prestados de la biblioteca pública sin costo alguno.

Para leer con niños de 0 a 3 años

Convierta la lectura en una rutina diaria

Trate de leerle a su niño por lo menos unos 15 minutos diariamente. La hora de ir a la cama es un momento especialmente apropiado para leer juntos. Ustedes podrán leer en español o en inglés.

Sostenga a su hijo cuando lean

Siéntelo en su regazo y lean. Permítale agarrar el libro y que le ayude a pasar las páginas.

Lea con efectos divertidos en su voz

Use su rostro, su cuerpo y su voz para hacer divertida la lectura. Use distintas voces para los distintos personajes.

Sepa cuándo detenerse

Si el niño pierde interés o tiene dificultad para prestar atención, deje el libro a un lado por un rato. Unos cuantos minutos de lectura son suficientes. Si el niño no lo está disfrutando, no continúe leyendo. Con la práctica, su niño podrá sentarse y escuchar por más tiempo.

Hablen sobre las ilustraciones

Muéstrele las páginas y hablen sobre las ilustraciones del libro. Pídale al niño que mire las ilustraciones para que busque indicios de lo que se trata el cuento.

Muéstrele a su hijo las palabras

Al leer, recorra con su dedo debajo de las palabras. Muy pronto, el niño descubrirá que leemos las palabras y no las ilustraciones. Si leen un libro en español, déjele saber la palabra en inglés. Dígale, por ejemplo: "En inglés, perro se dice dog."

Para leer con preescolares

Mencione cuánto disfruta el leer juntos

Dígale cuánto disfruta leyendo con él o ella. Hablen de la "hora de leer cuentos" como la hora preferida del día.

Rodee a su hijo de libros

Trate de mantener libros en su hogar para que su hijo lea. Los libros comprados en librerías pueden ser costosos, pero usted puede adquirir libros de segunda mano, en ventas de garajes, en anticuarios o en ventas con descuento sin tener que gastar mucho. Recuerde además, que sacar libros prestados de las bibliotecas, ¡no cuesta nada!

Permita que su hijo escoja

Permita que el niño elija sus propios libros. Permitirle a un niño leer lo que le interesa es una forma de hacer la lectura divertida.

Convierta la lectura en algo especial

Hagan algo que convierta los libros y la lectura en algo especial. Ayudéle al niño a obtener su propia tarjeta de la biblioteca, obséquiele libros y cuentos grabados y use los libros para premiarle por sus logros.

Muéstrele al niño las partes de un libro

Miren la cubierta. Comenten de qué se puede tratar el libro. Miren los números de las páginas. Mencione quién lo escribió y quien lo ilustró.

Muestre cómo se leen las palabras en una página

Indique que leemos las palabras en una página de izquierda a derecha y de arriba hacia abajo. Explique que las palabras se separan por medio de espacios.

Hágale preguntas a su hijo

Haga comentarios sobre lo que ocurre en la historia e indique elementos en la página. Pregúntele al niño algo como: "¿Qué crees que ocurrirá después?" o "¿Qué es esto?"

Permita que el niño le haga preguntas

Si su hijo le hace una pregunta, deténgase y respóndale, incluso si eso implica interrumpir el cuento. Busque la manera de mencionar cómo se relaciona la historia con la vida de su hijo.

Lean lo mismo una y otra vez

A los niños les encanta escuchar sus cuentos preferidos una y otra vez. No lo dude y léale a su hijo el mismo libro, ¡por enésima vez! Esto es provechoso para su hijo.

Deje que su hijo le cuente el cuento

Muchos niños memorizan los cuentos que han oído varias veces. Cédale el turno para que "le lea" el libro a usted.

Hable sobre la puntuación

Explique que la puntuación es una manera de mostrar cómo hablamos. Usted podría decirle por ejemplo: "Cuando hablamos, por lo general hacemos pausas al final de las oraciones. Al escribir lo hacemos usando un punto."

Use cuentos grabados

Si usted no habla inglés pero desea que su hijo escuche cuentos en inglés, puede obtener libros prestados de una biblioteca que tenga grabaciones. Su hijo podrá escuchar un cuento leído y al mismo tiempo leerlo en el libro. O podrá usar programas para computadoras como Solo Abuela y Yo (Just Grandma and Me) donde se resaltan las palabras en la pantalla al tiempo que una voz pronuncia las palabras. Los niños pueden escuchar el cuento y jugar en inglés, francés, alemán o español.

Para leer con niños en escuela primaria

Anime a su hijo a leer otro libro

Encuentre la manera de animar a su hijo a leer. Si le gusta un libro, busque otro con un tema similar o del mismo autor. Pídale a una bibliotecaria o a una maestra que le sugieran libros.

Túrnense para leer

Cuando su hijo sepa leer, pídale que le lea en voz alta todos los días. Ustedes podrán turnarse: usted lee una página y el niño la siguiente.

Haga conexiones con la vida de su hijo

Ayúdele al niño a conectar lo que lee en los libros con lo que ocurre en la vida. Si leen un libro sobre la familia, mencione por ejemplo en qué se parece o se diferencia lo que ocurre en el cuento a lo que ocurre en su familia.

Incentive al niño a leer

Anime a su niño a leer a la hora de acostarse. Ofrézcale escoger entre leer o dormir. La mayoría de los niños elige leer, siempre y cuando no se les ofrezca algo más tentador (como la televisión).

Trate distintos tipos de libros y revistas

Anime a su niño a leer distintos tipos de libros, artículos o cuentos. Algunos niños, especialmente los varones, prefieren los libros que no son de ficción. A otros les gustan más las revistas.

Encienda el circuito cerrado en el televisor

Cuando vea un programa de televisión con su hijo, trate de hacer uso de la opción de circuito cerrado. Esto muestra en la pantalla del televisor las palabras que dicen los personajes. Algunos consideran que esta es una buena manera de aprender inglés.

Extraído de: http://www.colorincolorado.org

viernes, 10 de febrero de 2012

EDUCAPEQUES

Hoy os quería hablar de un portal donde padres e hijos pueden aprender juntos, la web se llama:
En ella podemos encontrar:
-Talleres
-Actividades para el fomento de la lectoescritura.
- Juegos.
-Educación vial...etc..

AULAS FELICES

Buenas a todos/as:
Hoy quería subir una noticia sobre las aulas felices, es interesante conocer un poco esta nueva fórmula de enseñanza...os dejo el artículo y el enlace, hasta la próxima entrada!


"El XL Seminario de Centros Educativos de la Universidad de Navarra ha sido el foro en el que se ha presentado el programa "Aulas Felices", un proyecto español de éxito internacional que busca trabajar la educación positiva de los niños y jóvenes y promover la felicidad de alumnos, profesores y familias.
El programa, presentado en Pamplona por Ricardo Arguís, director del centro de profesores y recursos "Juan de Lanuza" de Zaragoza, se aplica ya en colegios de países como España, México, Venezuela o Colombia y se ha hecho muy popular en Internet, donde en un año ha recibido más de 20.000 visitas procedentes de 61 países. Para alcanzar sus objetivos, "Aulas Felices", un programa dirigido a alumnos de 3 a 18 años, presenta distintos ejercicios prácticos, secuenciados por edades, con los que el profesorado puede trabajar dos ejes fundamentales: la atención plena y el desarrollo de fortalezas personales.

Alcanzar una "atención plena", ha explicado Arguís a Efe, significa "vivir más despiertos, más conscientes, ser capaces de saborear y disfrutar más el momento presente". Mediante una serie de ejercicios, ha comentado, el programa busca "potenciar una actitud vital, un estilo de vida" que lleva a los alumnos a "ser más conscientes y a valorar y disfrutar más lo que hacen en el aquí y en el ahora".

El segundo eje del programa se basa en un modelo desarrollado por investigadores americanos de 24 "fortalezas" relacionadas con "valores universales que son comunes a todas las culturas y que pueden ser apreciados en cualquier momento histórico", ha apuntado Arguís. Se trata de fortalezas como la apreciación de la belleza, la curiosidad, el amor por el aprendizaje, la amabilidad, la perseverancia, la gratitud, la vitalidad o el optimismo, para cada una de las cuales se han desarrollado sus correspondientes ejercicios.

Arguís ha afirmado que el programa tiene éxito porque trabajar esa atención plena y esas fortalezas personales de forma sistemática "hace que la felicidad dependa más de nosotros mismos, que seamos más autónomos para ir por la vida funcionando independientemente de lo que sucede". "Si este trabajo se hace sistemáticamente, con la coordinación de profesores, alumnos y familias, el resultado puede ser sorprendente", ha subrayado Arguís, quien ha considerado que el problema existente "no es tanto que no seamos felices como que no seamos conscientes de lo que nos rodea; no sabemos muchas veces valorar lo que la vida nos ofrece". Por ello, ha resaltado, con este programa "intentamos poner de relieve todas esas cosas positivas que nos pasan en el día a día en las aulas, en nuestra vida personal y profesional, porque de ahí podemos sacar un gran bagaje para incrementar nuestro bienestar y felicidad".